image_pdfimage_print

Nuria García-Fernández

Introducción

Según la encuesta “Lechería 2014 Informe 3: Salud y prácticas de manejo en granjas lecheras de los Estados Unidos”9 llevada a cabo por el “Sistema Nacional de Monitoreo de Salud Animal”, el porcentaje de vacas tratadas con antibióticos debido a mastitis, enfermedades respiratorias, diarrea u otros problemas digestivos, desórdenes reproductivos, cojeras u otras enfermedades fue 22.0, 2.6, 1.1, 7.7, 3.6 y 0.5 %, respectivamente. Este trabajo se llevó a cabo en 17 de los estados con mayor producción de leche del país representando 80.5 % de las granjas lecheras y un 81.3 % de las vacas lecheras de Estados Unidos. Los datos obtenidos en esta encuesta fueron obtenidos durante 2014 por veterinarios oficiales y técnicos de salud animal en 265 establos con 30 o más vacas lecheras. La mastitis fue la enfermedad que afectó al mayor porcentaje de vacas (25.7 %) y el mayor porcentaje de vacas fueron tratadas por mastitis (22.0 %).

El porcentaje de vacas tratadas con antibióticos debido a mastitis incrementó significativamente desde las últimas encuestas publicadas. En 20026, el porcentaje de vacas tratadas con antibióticos debido a mastitis, enfermedades respiratorias, diarrea u otros problemas digestivos, desórdenes reproductivos, cojeras u otras enfermedades fue 15.0, 2.2, 2.0, 4.9, 7.0 y 0.2 %. Del mismo modo, en 20077, 16.4 % de las vacas fueron tratadas con antibióticos por mastitis, 2.8 % por enfermedades respiratorias, 1.9 % diarrea u otros problemas digestivos, 7.4 % desórdenes reproductivos, 7.1 % por cojeras y 0.5 % debido a otras enfermedades.

Antibióticos aprobados para tratamientos de mastitis

En los Estados Unidos, no hay medicamentos antimicrobianos aprobados para el tratamiento sistémico de la mastitis, y solo unos pocos medicamentos antimicrobianos están etiquetados para el tratamiento intramamario de la mastitis11. La Tabla 1 muestra los antibióticos que la FDA ha aprobado para el tratamiento de la mastitis en vacas lecheras lactantes. Si bien se han retirado varios productos del mercado estadounidense, no se han aprobado nuevos antimicrobianos para el tratamiento de la mastitis desde 200612. Se permiten varios tipos de uso de drogas en las granjas lecheras:

  • Los medicamentos de venta libre (OTC, por sus siglas en inglés) se pueden usar solo bajo las especificaciones y dosis exactas de la etiqueta.
  • Los productos de receta (Rx) no se pueden comprar sin una receta veterinaria. Este tipo de uso requiere que el producto se use exactamente como lo especifica la etiqueta. Si el producto se utiliza fuera de la especificación de la etiqueta, se requiere una receta veterinaria para ese uso adicional. El uso adicional de la etiqueta se refiere a cualquier uso de un medicamento que no esté específicamente incluido en la etiqueta del medicamento y que sea legal solo bajo la guía de un veterinario local que cumpla con los criterios definidos para una relación válida entre paciente y veterinario.

 

Tabla 1. Antibióticos aprobados por la FDA para el tratamiento de la mastitis en vacas lecheras lactantes
Nombre comercialIngrediente activoAntibióticoVía de aplicaciónEspectroTiempo de esperaPrescripción​
Albacillin suspension special formula 17900-Forte SuspensionNovobiocina sódica, penicilina G (procaína)Penicilina G, relacionada con las penicilinas (beta-lactámicos)IMMS. aureus, S. agalactiae, S. dysgalactiae, y S. uberis72 h/15 dOTC
Albamast SuspensionNovobiocina sódicaPenicilina G, relacionada con las penicilinas (beta-lactámicos)IMMS. aureus72 h/15 dRX
Amoxi-mastAmoxicilina trihidratoPenicilinas (beta-lactámicos), aminoderivadosIMMS. aureus sensibles a penicilinas60 h/12 dRX
Cefa-Lak, TodayCefapirina sódicaCefalosporina de 1ª generaciónIMMS. agalactiae y S. aureus, incluidas las cepas resistentes a penicilina96 h/4 dOTC
DaricloxCloxacilina sódicaPenicilinas resistentes a penicilinasas (beta-lactámicos)IMMS. agalactiae y S. aureus48 h/10 dRX
Erythromast 36EritromicinaMacrólidosIMMS. aureus, S. agalactiae, S. dysgalactiae, y S. uberis36 h/0 dOTC
Formula A-34 Uni-biotic 4 dosePenicilina G procaínaPenicilina G, relacionada con las penicilinas (beta-lactámicos)IMMS. agalactiae, S. dysgalactiae, S. uberis60 h/3 dOTC
Gallimycin-36 sterileEritromicinaMacrólidosIMMS. aureus, S. agalactiae, S. dysgalactiae, y S. uberis36 h/14 dOTC
Hetacin KHetacilina potásicaPenicilinas (beta-lactámicos), aminoderivadosIMMS. agalactiae, S. dysgalactiae, S. aureus y E. coli72 h/10 dRX
Masti-clearPenicilina G procaínaPenicilina G, relacionada con las penicilinas (beta-lactámicos)IMMS. agalactiaeDepende de la dosis/4 dOTC
Pirsue Sterile SolutionPirlimicina clorhidratoMacrólidosIMMStaphylococcus spp. y Streptococcus spp.36 h/9 d/21 dRX
Spectramast LC

Clorhidrato de ceftiofur

Cefalosporina, 3ª generaciónIMMCNS Staphylococcus, S. dysgalactiae, E. coli72 h/2 dRX
Abreviaturas: IMM: intramamaria, OTC: sin receta, RX: medicamento recetado.

Fuente: Food Animal Residue Avoidance Databank (2018)

Según los resultados del “Lechería 2014 Informe 3”9 mencionado previamente, los principales antibióticos utilizados para tratar la mastitis fueron cefalosporinas de tercera generación, lincosamida y cefalosporinas de primera generación (50.5, 24.6 y 15.1 % de las vacas tratadas, respectivamente; Tabla 2).

Tabla 2. Porcentaje de vacas por antibiótico principal utilizado para tratamiento de mastitis
Antibiótico principal% Vacas tratadas
Cefalosporinas de tercera generación50.5
Lincosamida24.6
Cefalosporinas de primera generación15.1
Penicilinas8.7
Tetraciclina0.2
Sulfonamida0.2
Otros0.7
Fuente: “Lechería 2014 Informe 3: Salud y prácticas de manejo en granjas lecheras de los Estados Unidos”9.

El tratamiento de la mastitis clínica que se produjo en 51 ganados lecheros grandes en Wisconsin se evaluó recientemente12. Los tratamientos clínicos distribuidos de mastitis en 589 vacas fueron:

  • Ceftiofur (Intramamario, 74.9 %).
  • Hetacilina (Intramamario, 19.7 %).
  • Cefapirina (Intramamario, 13.7 %).
  • Amoxicilina (Intramamario, 4.8 %).
  • Sulfadimetoxina (Sistémico, 3.7 %).
  • Pirlimicina (Intramamario, 2.7 %)

El uso de antibióticos intramamarios en el secado es común en los hatos lecheros de Estados Unidos. La administración de antibióticos intramamarios en el momento del secado cura muchas infecciones existentes y reduce la incidencia de nuevas infecciones. La tabla 3 muestra los antibióticos que la FDA ha aprobado para el tratamiento de vacas secas. En “Lechería 2014 Informe 2: Calidad de la leche, procedimientos de ordeño y mastitis en lecherías de los EE. UU., 2014”8 se indicó que casi 1 de cada 10 explotaciones (9.2 %) no usaron un tratamiento de vaca seca; un porcentaje de estas fueron granjas orgánicas en las que no se permite el uso de antibióticos. Estos resultados se alinean con los de otro estudio realizado en 51 hatos lecheros grandes en Wisconsin, en el que solo el 8 % de las granjas no utilizaron ningún tipo de terapia de vaca seca17.

Tabla 3. Antibióticos aprobados por la FDA para el tratamiento de la mastitis en vacas secas
Nombre comercialIngrediente activoAntibióticoAplicaciónEspectroTiempo de esperaPrescripción​
QuartermasterDihidroestreptomicina sulfato/penicilina G procaínaAminoglicósidos/relacionados con la penicilina GIMMS. aureus96 h tras el parto/60 dRX
Dry CloxCloxacilina benzatínicaPenicilinas resistentes a penicilinasas (beta-lactámicos)IMMS. aureus y S. agalactiae30 dRX
BovicloxCloxacilina benzatínicaPenicilinas resistentes a penicilinasas (beta-lactámicos)IMMS. aureus y S. agalactiae72 h tras el parto, 30 dRX
Orbenin DCCloxacilina benzatínicaPenicilinas resistentes a penicilinasas (beta-lactámicos)IMMS. aureus y S. agalactiae28 dRX
Dry-mastDihidroestreptomicina sulfato/penicilina G procaínaAminoglicósidos/relacionados con la penicilina GIMMS. aureus y S. agalactiae24 h tras el parto/60 dOTC
Albadry PlusNovobiocina sódica, penicilina G procaínaAntibacteriano (otro)/relacionados con la penicilina GIMMS. aureus y S. agalactiae72 h tras el parto/ 30 dOTC
Go-dryPenicilina G procaínaPenicilinas relacionadas con la penicilina G (beta lactámicos)IMMS. agalactiae, S. dysgalactiae, S. uberis72 h tras el parto/14 dOTC
Formula A-34 Uni-biotic 4 dosePenicilina G procaínaPenicilinas relacionadas con la penicilina G (beta lactámicos)IMMS. agalactiae, S. dysgalactiae, S. uberis72 h/14 dOTC
Biodry Suspension, Drygard suspensionNovobiocina sódicaPenicilinas relacionadas con la penicilina G (beta lactámicos)IMMS. aureus y S. agalactiae30 dOTC
Cefa-dri, TomorrowCefapirina benzatinaCefalosporina, 1ª generaciónIMMS. agalactiae y S. aureus incluidas las cepas resistentes a penicilinas72 h tras el parto/42 dOTC
Spectramast DC

Clorhidrato de ceftiofur

Cefalosporina, 3ª generaciónIMMS. aureus, S. dysgalactiae, y S. uberis16 dRX
Erythro-36 Dry, Gallimycin-36 DryEritromicinaMacrólidosIMMS. aureus, S. agalactiae, S. dysgalactiae, y S. uberis36 h/14 dOTC
Abreviaturas: IMM: intramamaria, OTC: sin receta, RX: medicamento recetado.

Fuente: Food Animal Residue Avoidance Databank (2016).

El “Lechería 2014 Informe 2”8 indicó que casi todas las vacas (93.0 %) fueron tratadas con antimicrobianos intramamarios de vaca seca en el momento del secado. Se trató al secado un mayor porcentaje de vacas en explotaciones grandes (96.4 %) en comparación con el porcentaje de vacas en granjas pequeñas o medianas (81.9 y 82.6 %, respectivamente). Los antibióticos de vaca seca más utilizados fueron la cefapirina benzatínica (31.6 % de las vacas), penicilina G procaína/dihidroestreptomicina (23.8 %) y clorhidrato de ceftiofur (22.3%; Tabla 4).

Tabla 4. Para vacas tratadas con antibióticos intramamarios de vaca seca, porcentaje de vacas tratadas por tipo de antibiótico
Antibiótico% de vacas*
Cefapirina benzatínica31.6
Penicilina G procaína/dihidroestreptomicina23.8
Clorhidrato de ceftiofur22.3
Penicilina G procaína/novobiocina11.6
Cloxacilina benzatínica9.1
Penicilina G procaína0.7
Otros0.9
*Como porcentaje de vacas secas tratadas. Algunas vacas fueron tratadas con más de un antibiótico.

Fuente: NAHMS 20142

Cultivos bacterianos en la granja

El cultivo de muestras de leche en la granja puede ayudar a reducir la administración de antibióticos, lo que puede tener varios beneficios, entre ellos prevenir el descarte innecesario de leche mientras se esperan los resultados de laboratorio, disminuir el potencial de residuos de medicamentos en la leche y mejorar los resultados del tratamiento como resultado de tratamientos específicos10. Se ha confirmado que, entre el 10 y el 40 % de los casos, los cultivos de mastitis clínica no producen crecimiento bacteriano y, por lo tanto, no requieren tratamiento antimicrobiano16. En un estudio reciente de 20 lecherías en Wisconsin, el 80 % de todos los antimicrobianos utilizados fueron para el tratamiento o la prevención de la mastitis y el 50 % para la mastitis clínica15. Teniendo en cuenta el estudio mencionado, con el 50 % de todos los medicamentos antimicrobianos utilizados en granjas lecheras dedicadas al tratamiento de mastitis clínica, el tratamiento selectivo de la mastitis clínica basado en los resultados de cultivos en granjas puede reducir potencialmente el uso total de antimicrobianos en las granjas lecheras en un 25 %. Lago y col.4 llevaron a cabo un estudio clínico en 422 vacas de granjas de Minnesota, Wisconsin y Ontario y observaron que los tratamientos de mastitis clínicas con antibióticos intramamarios podrían reducirse a la mitad sin afectar significativamente los días necesarios para la recuperación clínica mediante el uso de sistemas basados en cultivos de leche. Del mismo modo, investigadores de la Universidad de Minnesota redujeron en un 48 % el uso de antibióticos en vacas secas mediante una terapia selectiva basada en los resultados de cultivos y tratamiento de cuartos afectados13.

Existe una mayor conciencia de los costos relacionados con el tratamiento y los costos económicos de la terapia antibacteriana extensa para la mastitis. El tratamiento exclusivo de infecciones por bacterias gram positivas después del uso del cultivo en la granja puede resultar en una reducción significativa de los costos. Un estudio que incluyó 189 casos de mastitis leve a moderada estimó que se puede obtener un ingreso neto de aproximadamente $3,342 por mes o aproximadamente $18 por caso15. Lago y col.5 publicaron una revisión del uso de antibióticos en granjas lecheras que incluía una colección de estudios sobre las consecuencias económicas de los tratamientos de mastitis, incluidas las pérdidas en la producción de leche debido a mastitis clínica y subclínica, infertilidad relacionada con la mastitis, desecho de animales y transmisión de infecciones a otras vacas. Esta revisión presentó una colección de estudios recientes realizados en los Estados Unidos que mostraron que el costo promedio de tratamiento de un caso de mastitis clínica varía entre $50 y $2121,14,17. Los costos directos asociados con el tratamiento con antibióticos incluyen mano de obra adicional (19 %), el costo de los antibióticos u otras terapias (21 %) y leche desechada (60 %)17. Bar et al.1 estimó que el costo promedio de tratamiento de un caso fue de $50, distribuidos de la siguiente manera: leche desechada (40 %), medicamentos (40 %) y mano de obra (20 %). El número de días durante los cuales se desecha la leche depende principalmente del protocolo de tratamiento y del tiempo de retención del producto utilizado para el tratamiento. Pinzón-Sánchez y col.14 estimaron que el valor monetario esperado por caso de mastitis clínica leve o moderada varia de $25 (sin antimicrobianos intramamarios) a $212 por caso (tratamiento extendido de ocho días), dependiendo de la estrategia de tratamiento implementada. Al utilizar un sistema de cultivo en la granja para identificar y tratar la mastitis clínica, los investigadores de la Universidad del Estado de Iowa redujeron el costo directo de la mastitis clínica en un 65 %.

Además, el período típico de descarte de leche después de un caso de mastitis clínica (incluido el tratamiento y el tiempo de descarte) es de aproximadamente seis días. Si un hato lechero de 1.000 vacas experimentara una tasa de tratamiento de mastitis del 6 % por mes, con un rendimiento de leche de 36 vacas/día y leche de $330/tn, la leche desechada se valoraría en $4.320 por mes o aproximadamente $52.000 por año18.

Aplicación

El éxito del tratamiento de la mastitis depende de la detección temprana y el diagnóstico adecuado. Los métodos de cultivo en la granja se utilizan generalmente para lograr un acceso rápido a los resultados in situ que permiten un diagnóstico temprano de mastitis y facilitan el proceso de toma de decisiones con respecto al tratamiento. El cultivo en finca permite a los productores obtener resultados bacteriológicos en solo 24 horas. Debido a que los antibióticos no curan muchos casos de mastitis, la suspensión del tratamiento con antibióticos durante 24 horas no afecta realmente a la tasa de éxito del tratamiento. Las vacas que necesitan tratamiento (aquellas con infecciones por bacterias gram positivas) pueden tratarse una vez que se obtienen los resultados. Las vacas con casos que no responden a los antibióticos (aquellas con infecciones por bacterias gram negativas) pueden ser monitoreadas para asegurar que sean tratadas sistémicamente si el sistema inmunológico no puede combatir la infección y la mastitis se vuelve tóxica. Sin embargo, las vacas que combaten con éxito las infecciones de gram negativos no serán tratadas con antibióticos, lo que significa que no hay costos de tratamiento y no se desecha la leche. En conclusión, el tratamiento selectivo de la mastitis clínica basado en los resultados del cultivo en la granja puede reducir potencialmente el uso total de antimicrobianos en las granjas lecheras.

Sobre el autor

Nuria García-Fernández es la Manager de Investigación en el Dairy Knowledge Center, LLC. Tiene un DVM y un doctorado en ciencias biológicas (especialización en fabricación de productos lácteos) y tiene una amplia experiencia en diagnósticos veterinarios y pruebas de susceptibilidad antimicrobiana. Ha realizado estudios de investigación sobre diagnóstico molecular, genes de resistencia a los antimicrobianos y el uso de enzimas en la limpieza de biofilm en membranas de separación de productos lácteos. nuria@dairykc.com

Referencias

  1. Bar, D., L.W. Tauer, G. Bennett, R.N. Gonzalez, J.A. Hertl, Y.H. Schukken, H.F. Schulte, F.L. Welcome, and Y.T. Grohn. 2008. The cost of generic clinical mastitis in dairy cows as estimated using dynamic programming. J. Dairy Sci. 91:2205–2214.
  2. Ball, A. and L. L. Timms. 2006. Use of the California mastitis test and an on-farm culture system for strategic identification and treatment of fresh cow subclinical intramammary infections and treatment of clinical mastitis. Iowa State University Animal Industry Report: AS 652, ASL R2102. Available at: http://lib.dr.iastate.edu/ans_air/vol652/iss1/35
  3. Food Animal Residue Avoidance Databank. 2018. A component of the Food Animal Residue Avoidance & Depletion ProgramK. KH L . http://www.farad.org/vetgram/search.asp
  4. Lago, A. Godden, S.M., Bey, R., Ruegg, P.L., and K. Leslie. 2011. The selective treatment of clinical mastitis based on on-farm culture results: I. Effects on antibiotic use, milk withholding time, and short-term clinical and bacteriological outcomes. J. Dairy Sci. 94:4441-4456.
  5. Lago, L., S. M. Godden, and P. L. Ruegg. 2014. Treat or not treat? etiology-based treatment decisions for clinical mastitis. Proceeding National Mastitis Council. Pp: 43 – 63.
  6. National Animal Health Monitoring System. 2005. National Animal Health Monitoring System. Dairy 2002 Part IV: “Antimicrobial Use on U.S. Dairy Operations, 2002”. https://www.aphis.usda.gov/animal_health/nahms/dairy/downloads/dairy02/Dairy02_dr_PartIV.pdf
  7. National Animal Health Monitoring System. 2008. National Animal Health Monitoring System. Dairy 2007 Part III: “Reference of Dairy Cattle Health and Management Practices in the United States”. https://www.aphis.usda.gov/animal_health/nahms/dairy/downloads/dairy07/Dairy07_dr_PartIII_rev.pdf
  8. National Animal Health Monitoring System. 2016. Dairy 2014 Report 2: “Milk Quality, Milking Procedures, and Mastitis on U.S. Dairies, 2014. https://www.aphis.usda.gov/animal_health/nahms/dairy/downloads/dairy14/Dairy14_dr_Mastitis.pdf
  9. National Animal Health Monitoring System. 2018. Dairy 2014 Report 3: “Health and Management Practices on U.S. Dairy Operations, 2014”. https://www.aphis.usda.gov/animal_health/nahms/dairy/downloads/dairy14/Dairy14_dr_PartIII.pdf
  10. Neeser, N.L., Hueston W. D., Godden, S.M., and F. B. Russell. 2006. Evaluation of the use of an on-farm system for bacteriologic culture of milk from cows with low-grade mastitis. J Am Vet Med Assoc. 228:254-260.
  11. Oliveira, L. 2012. Characteristics of clinical mastitis occurring in cows on large dairy herds in Wisconsin. Dept. of Dairy Science. PhD Diss. University of Wisconsin, Madison.
  12. Oliveira, L. and P. L. Ruegg. 2013. Treatments of clinical mastitis occurring in cows on 51 large dairy herds in Wisconsin. J. Dairy Sci. 97 :1–11.
  13. Patel, K., S. Godden, E. Royster, J. Timmerman, B. Crooker., and N. McDonald. 2016. Pilot Study: Evaluation of the effect of selective dry cow therapy on udder health. Proceeding of the Minnesota Dairy Health Conference.
  14. Pinzón-Sánchez, C., V. E. Cabrera, and P. L. Ruegg. 2011. Decision tree analysis of treatment strategies for mild and moderate cases of clinical mastitis occurring in early lactation. J. Dairy Sci. 94:1873–1892.
  15. Pol, M, Bearzi, C., Maito, J., and Chaves, J. 2009. On-Farm Culture: Characteristics of the test. Proc. 48th Ann., Meeting NMC., Charlotte, NC, Jan, 25-28.
  16. Roberson, J. R. 2003. Establishing treatment protocols for clinical mastitis. Vet. Clin. North Am. Food Anim. Pract. 19:223-234.
  17. Rodrigues, A. C. O., D. Z. Caraviello, and P. L. Ruegg. 2005. Management of Wisconsin dairy herds enrolled in milk quality teams. J. Dairy Sci. 88:2660–2671.
  18. Ruegg, P., Godden, S., Lago A., Bey R., Leslie K. 2009. On Farm Culturing for Better Milk Quality. Western Dairy Management Conference, Reno, Nevada, USA.
image_pdfimage_print

Related Posts