image_pdfimage_print

Ishaya U. Gadzama & Fernando Díaz

Las fuentes de nitrógeno no proteico (NNP) como la urea o el nitrato resultan atractivas para ser incluidas en la dieta de los rumiantes debido a su bajo costo en relación con la proteína vegetal. Sin embargo, la cantidad de NNP que se puede usar en las dietas está limitada debido a su rápida hidrólisis a amoníaco en el rumen. Esto da como resultado un pico rápido en la concentración de amoníaco ruminal durante la primera hora después de ser consumido. Además, el nitrato se ha propuesto como aditivo alimentario para mitigar las emisiones entéricas de metano.

This content is locked

Login To Unlock The Content!
image_pdfimage_print