image_pdfimage_print

Fernando Díaz

Hay una gran variedad de cultivos forrajeros utilizados en los Estados Unidos para granjas lecheras. Uno de los más comunes es la avena, ya que proporciona la ventaja de diversificar la rotación de cultivos. De hecho, durante los últimos años se han plantado más de 1.3 millones de hectáreas de avena en los Estados Unidos con más del 60 % de la producción utilizada para forraje. Se han reportado áreas plantadas similares en Brasil, China y otros países de todo el mundo. Esta diversificación e inclusión de la avena como cultivo forrajero tiene una amplia gama de beneficios para los productores de leche y la agricultura en general.

Introducir la avena en una rotación de maíz/soja reduce la presencia de plagas y malezas y disminuye las enfermedades de los cultivos. Además, puede ayudar con los esfuerzos de sostenibilidad, ya que estas reducciones de plagas y malezas también hacen que se reduzca la necesidad de pesticidas y herbicidas químicos. La avena tiene una amplia gama de usos, desde consumo humano hasta incorporación a raciones de animales a través de grano, heno o ensilado.

This content is locked

Login To Unlock The Content!
image_pdfimage_print

Related Posts