image_pdfimage_print

Fernando Díaz

La producción de leche es a menudo erróneamente considerada como una gran fuente de gases de efecto invernadero (GEI), principalmente metano, que afecta al cambio climático. Investigadores de Suiza evaluaron si al prolongar la vida productiva de las vacas se reduciría la emisión de GEI, ya que disminuirían las emisiones procedentes del periodo de recría de novillas. Además, los investigadores determinaron si se mejoraría la rentabilidad por vaca al aumentar su vida productiva.

This content is locked

Login To Unlock The Content!
image_pdfimage_print

Related Posts