image_pdfimage_print

Mark Linzmeier, CPA

Los avances tecnológicos están muy presentes en las granjas lecheras. Ya sea sobre sistemas de ordeño robotizado, selección de toros o sistemas de ventilación, ha habido una ola de nuevas tecnologías disponible para ser implementada en granjas lecheras. Con esta emergencia de nuevas tecnologías, uno de los elementos clave que no está siendo muy utilizado es el uso de la tecnología en el área de proyección de resultados financieros.

¿Por qué el sector lechero ha pasado por alto la gestión financiera?

Un gran porcentaje de los productores lecheros no ha aceptado, entendido o mostrado interés en las ramificaciones y el impacto de la gestión financiera en sus explotaciones más allá de que desean asegurarse de que el prestamista proporcione el efectivo para el próximo proyecto o mantenga la operación existente durante los periodos de bajos precios de la leche.  Yo me doy cuenta de que es una gran declaración. Pero, hasta que los productores de leche no reconozcan este hecho, puede ser difícil para ellos aferrarse a las últimas herramientas tecnológicas financieras. Por ejemplo, si vas a casi cualquier feria de productos lácteos, solo echa un vistazo hacia donde están los productores lecheros.  En general, verás las multitudes más grandes de productores en los puestos que tienen algún tipo de equipo o están directamente relacionados con tareas operativas clave y de cría de animales en la granja. Las empresas de equipos de ordeño, componentes de construcción y equipos agrícolas atraen mucha atención, al igual que las empresas de suministro de semen y de salas de ordeño. Los stands de empresas relacionadas con la gestión financiera no atraen a las mismas multitudes. Yo he sido expositor en varias ferias de productos lácteos durante casi diez años y he visto esto de primera mano.

Históricamente, la producción lechera ha tenido mucho más que ver con el conocimiento operativo y la comprensión que con la gestión financiera. Parte de esto se debe al hecho de que, en última instancia, la leche es un producto básico; y siempre ha habido un mercado para el producto lácteo, aunque los precios pueden fluctuar significativamente.  A diferencia de la mayoría de las otras empresas en los Estados Unidos que tienen que crear o fabricar un producto o servicio y realmente comercializan ese producto o servicio para desarrollar una base de clientes y así permanecer en el negocio, la naturaleza de la leche como producto básico ha creado una mentalidad de gestión empresarial diferente.

¡Todo pasa por un ciclo completo!

A medida que la industria láctea ha evolucionado, las granjas lecheras han crecido en tamaño. Este aumento de tamaño ha creado un impacto en una serie de otras áreas. Más vacas crean la necesidad de más instalaciones, más equipos, más empleados, más alimentos que deben manejarse, más estiércol por eliminar, etc. (¿Entiendes la idea? Todo eso significa que se necesita más capital, dólares reales para financiar todo este crecimiento). El productor lechero debe haber ganado y ahorrado ese capital de las operaciones de años anteriores o debe ser capaz de asegurar el capital de otras fuentes para poder crecer.  Cuando un productor lechero tiene que depender del dinero de otras personas para financiar la operación, debe esperar que las «otras personas» (principalmente, los prestamistas) tengan preguntas sobre cómo los productos lácteos tendrán éxito financiero y, en última instancia, cómo regresará la ganancia dentro un plazo razonable y con una tasa de interés correspondiente para el riesgo involucrado.

Ese último punto es exactamente el por qué los productores de lácteos deberían estar mucho más interesados en las herramientas para la gestión de la proyección financiera. Si bien el éxito financiero ha desempeñado un papel en el pasado, hoy es aún más crítico para determinar si un productor lechero permanece en el negocio o no. Con el aumento de la inversión por vaca, los productores deben evolucionar en su proceso de gestión financiera.  El productor lechero del futuro deberá comprender una cuenta de resultados y un balance general, así como comprender la mejor decisión de acoplamiento genético y el mejor momento para cortar la alfalfa. ¡Y LAS APUESTAS SON MUCHO MÁS GRANDES! Los impactos negativos de no saber hacia dónde se dirige financieramente la empresa pueden ser mucho más catastróficos que no tomar la decisión correcta de acoplamiento. Dicho de manera más clara: si la granja pierde a un toro de primer nivel en su programa de reproducción o, incluso, elige un híbrido de semillas de maíz para ensilaje que no está en la cima de su categoría, puede sufrir los efectos de esas decisiones; pero ninguno de ellos probablemente hará que la granja deje de funcionar. Sin embargo, si la explotación lechera no entiende hacia dónde se dirige financieramente, muy fácilmente podría resultar en su desaparición. La visión campechana y romántica de la ganadería lechera como una «forma de vida» ya no es el caso para la mayoría de las granjas en los Estados Unidos en este momento, a menos que tengan alguna circunstancia especial relacionada.  Eso significa que casi todas las granjas lecheras funcionan como un negocio, por lo que, al igual que cualquier otro negocio, los propietarios deben comprender sus resultados financieros actuales y proyectados.

No estás solo

El primer paso para un productor lechero es darse cuenta de que él o ella necesita tener conocimientos de su gestión financiera. Eso no significa que cada productor tenga que ser un Contador Público Certificado para supervisar el negocio; al igual que cualquier director ejecutivo exitoso de una gran empresa, es muy importante que el productor lechero administre y comprenda las facetas clave de cada componente de la explotación y, en última instancia, utilice personas clave para llenar los vacíos en la operación general.  Si bien el propietario de una granja lechera puede saber cómo inseminar artificialmente u ordeñar una vaca, es probable que emplee a otras personas para realizar otras funciones. Lo mismo es válido para la gestión financiera.  Como se mencionó anteriormente, lo que está en juego es un poco más complicado, por lo que es fundamental que el operador lácteo utilice asesores expertos o buenos programas financieros (si es necesario) para complementar su propia gestión financiera. La infraestructura lechera de los Estados Unidos está evolucionando con un número creciente de especialistas y herramientas para satisfacer esta necesidad.

Hay una serie de empresas de reciente creación que llenan algunos nichos clave relacionados con esto. Hay un número creciente de aplicaciones telefónicas que pueden proporcionar información clave de producción a través de la pantalla o el texto.  Varios consultores financieros en todo el país han desarrollado programas para ayudar a sus clientes a comprender ciertas métricas y proyecciones financieras.

Un buen sistema integral

El prestamista del productor lechero puede haber solicitado un presupuesto. El productor puede incluso haber utilizado un presupuesto para sus propios fines en el pasado. O incluso pueden usar un consultor financiero para ayudarlos a crear un presupuesto una vez al año.  Ah, pero en cualquier aspecto, ese presupuesto puede quedar desactualizado poco después de su creación. Si bien eso es correcto, no es una razón para abandonar el proceso. Es una razón para crear un mejor proceso.

Además, ¿qué pasa con todas las demás decisiones que toma el productor lechero durante todo el año, como la gestión del riesgo de precios para contratar leche o ingredientes alimentarios o comprar opciones para proteger los precios, etc.? ¿Qué hay de los cambios en los gastos operativos? ¿Qué sucede si las raciones cambian debido a la creciente escasez de alimentos, se realizan aumentos salariales que no se anticiparon cuando se realizó el presupuesto original, se producen facturas de reparación inesperadas o se obtienen ingresos nuevos (como un ajuste del programa del gobierno)? Por todas estas razones, es fundamental que la producción de leche tenga la capacidad de ser flexible y pueda manejar todas estas circunstancias (y más). Debe poder proporcionar al propietario datos en tiempo real para tomar decisiones informadas basadas en información mensual, trimestral o anual.

El sistema de proyección integral de un productor lechero debe depender en gran medida de las partes móviles en tiempo real, con un fondo de contexto histórico. Lo siguiente es un resumen de estas dos áreas:

Contexto histórico:

  • Ingresos y gastos operativos.
  • Base de leche.
  • Componentes y calidad de la leche.
  • Producción diaria de leche por vaca, tanto en cifras absolutas como ajustada a sus componentes.
  • Rendimiento agrícola interno.

Ejemplos de partes móviles importantes en tiempo real

  • Producción de leche proyectada por vaca diariamente, tanto la cantidad absoluta como la ajustada por componentes lácteos.
  • Niveles de los componentes lácteos.
  • Base de leche (incorporando los cambios en los componentes y aumentos/disminuciones generales para las primas y el precio general).
  • Precios base de leche clase III y clase IV.
  • Raciones (muy raramente se proporcionará exactamente la misma ración a todos los grupos durante un año completo).
  • Precios de los alimentos (es probable que cada ingrediente del alimento tenga cambios de precios durante un periodo de 12 meses).
  • Número de cabezas.
  • Rendimiento esperado de los cultivos.
  • Precio de sacrificio de las vacas.
  • Precio del becerro.
  • Cambios en la estructura del préstamo al capital e intereses.
  • Coste de personal.
  • Reparaciones y mantenimiento.
  • Otros ingresos y gastos operativos.
  • Contratos ejecutados para vender una porción de producción de leche a un precio fijo.
  • Contratos de opciones para establecer precios mínimos o máximos para la leche o alimentos.
  • Contratos en efectivo para fijar el precio de ciertas cantidades de cualquier ingrediente alimenticio.

Además, las partes móviles en tiempo real deben poder ajustarse en cualquier momento y los resultados de la producción lechera deben ajustarse de inmediato. Cuando se implementa adecuadamente, el sistema de una granja lechera debería proporcionar proyecciones en tiempo real, con un alto grado de fiabilidad, para cada mes al menos 12 meses en el futuro.  Si lo desea, el productor de leche puede querer ir más allá de los 12 meses, entendiendo que los precios de los productos básicos a más de 12 meses pueden tener más variabilidad.

De manera ideal, el sistema se parecerá a los estados financieros internos de la granja lechera lo que significa que debería usar las mismas cuentas de ingresos y gastos. Además, es importante que el productor lácteo haga que el sistema brinde información de manera consistente con su estilo de toma de decisiones, si es posible.

El uso de la tecnología de la información puede hacer que estas proyecciones funcionen sin problemas cuando se establezcan adecuadamente. Como se mencionó anteriormente, si la en la granja los empleados no tienen el tiempo o la experiencia para diseñar programas por sí mismos, se debería considerar utilizar un especialista de la industria con conocimientos. La información también debe estar fácilmente disponible en formatos que sean fáciles de leer y comprender para el productor y su equipo de trabajo.

¡El resultado final!

Los datos y la información se han convertido en algo crucial para casi todas las industrias y negocios en los Estados Unidos. Las granjas lecheras no son diferentes. Si bien la gestión operativa sigue siendo una pieza muy importante de cada explotación ganadera, la gestión financiera general es crítica.  El nivel y las fuentes de capital involucrados en la mayoría de las ganaderías requieren una necesidad más clara de proyecciones precisas. Y, dado que los propietarios de estas granjas ponen más en juego, debería ser importante para ellos. Afortunadamente, hay socios de la industria que han ayudado a satisfacer la necesidad y pueden ayudar a ganaderos en esta búsqueda tan importante.

Sobre el Autor

Mark Linzmeier es contador público certificado y propietario de MARGINSMART y Linzmeier Business Solutions, LLC. Mark creció en una granja lechera y tiene una amplia experiencia profesional en gestión de granjas lecheras, préstamos agrícolas y experiencia en gestión ejecutiva y ha sido vicepresidente ejecutivo de Smithfield Beef Group. Desarrolló y gestiona el programa de proyección financiera líder de la industria láctea, MARGINSMART, que proporciona proyecciones en tiempo real para granjas lecheras en todo el país. MARGINSMART se personaliza para cada cliente y actualiza los precios del mercado cada 10 minutos. Como contador público certificado, Mark también prepara reportes financieros anuales.  mark@marginsmart.com

© 2019 Dairy Knowledge Center, LLC. Todos los derechos reservados.

image_pdfimage_print