image_pdfimage_print

Fernando Díaz

Las aflatoxinas son metabolitos producidos por algunos hongos como Aspergillus flavus y A. parasiticus bajo ciertas condiciones ambientales. La aflatoxina mas abundante, aflatoxina B1, es un potente carcinógeno y se considera la toxina natural más tóxica.

Después de su ingestión, la aflatoxina B1 es biotransformada en su metabolito secundario aflatoxina M1 y excretada en leche, orina y heces. Debido a sus posibles efectos en la salud humana, la Food and Drug Administration (FDA) de los Estados Unidos ha limitado la concentración de este metabolito en leche a un máximo de 0.5 µg/kg. En Europa, sin embargo, la concentración máxima de aflatoxina en leche permitida por la Comisión Europea es 10 veces menor (0.05 µg/kg).

Tradicionalmente, se utilizan productos secuestrantes de micotoxinas para reducir la toxicidad de las aflatoxinas en dietas de vacas lecheras. Estos aditivos secuestran las aflatoxinas en el tracto gastrointestinal y disminuyen su biodisponibilidad.

This content is locked

Login To Unlock The Content!
image_pdfimage_print

Related Posts