image_pdfimage_print

El sexo de los terneros recién nacidos tiene un gran impacto en la productividad de las explotaciones de ganado vacuno1, 2. En el caso de las granjas de vacuno lechero, las hembras son necesarias para reemplazar a las vacas eliminadas cada año, cuyo porcentaje se encuentra entorno al 30%. Los machos, en este caso tendrán menor valor que las hembras. Aunque, si hablamos de producción de carne, el valor de los machos aumenta por el mayor peso alcanzado por estos. En cualquier caso, conocer de antemano el sexo de los terneros que nacerán en la explotación nos permitirá una mejor gestión de la reproducción.

This content is locked

Login To Unlock The Content!
image_pdfimage_print