image_pdfimage_print

Cada transductor está optimizado para una determinada frecuencia y tiene cristales piezoeléctricos que vibran de forma natural en esa frecuencia. La frecuencia de funcionamiento de un cristal está determinada por la velocidad de propagación en el material del transductor y el espesor del elemento transductor, lo que depende del tamaño, el material y la forma en que fue polarizado el cristal.

This content is locked

Login To Unlock The Content!

image_pdfimage_print