Un adecuado balance de las raciones es un componente crucial en la rentabilidad de las granjas lecheras. Las deficiencias o excesos de nutrientes pueden tener efectos variables en el rendimiento y la salud de las vacas. Además, actualmente disponemos de una mayor variedad de ingredientes que podemos incluir en la ración.

El gasto en alimentación constituye el mayor costo operativo de una granja de producción láctea, de manera que la nutrición y las prácticas de manejo alimentario son los principales factores que afectan a su rentabilidad. El archivo de alimentos del DKC publica novedades y avances de los principales alimentos incluidos en las dietas de ganado lechero.