Efectos de la suplementación con levaduras en vacas en transición

Durante las 3 últimas semanas de gestación aumentan las necesidades energéticas de la vaca debido al desarrollo fetal y a la síntesis del calostro. Paralelamente el consumo de materia seca (MS) disminuye significativamente durante este periodo. Este desfase entre consumo y demanda de nutrientes genera un balance energético negativo hacia el final de la gestación que se prolonga hasta varias semanas después del parto. Además, problemas de salud durante la transición tienen un impacto negativo sobre la rentabilidad de la explotación debido al incremento de los gastos veterinarios, disminución de la producción y del rendimiento reproductivo, además de descartes prematuros y muertes.